Inicio del retorno y visita a Brasil (14 y último)

Aventuras congelantes desde la Antartica – Inicio del retorno y visita a Brasil (14 y último)

31/05/2013  By

Aventuras congelantes desde la Antártica Relatos de mis experiencias en el viaje de expedición 2013 Por: Humberto Sánchez Baquedano

Viernes 08. Inicio retorno.

Hoy comenzó el viaje de regreso, al tomar el primer vuelo que me llevaría a Buenos Aires. Ahí estuve dos noches.

Posteriormente tomaría otro vuelo que me llevó a São Paulo, Brasil, en mi primera visita a ese gran país sudamericano, en donde encontré a dos grandes amigos: Silvana y Ernando, quienes inspirados en mis crónicas de mi viaje de 2008, en diciembre pasado efectuaron ellos su primer viaje a la Antártica, también resultándoles inolvidable. Ahí estuve cuatro noches. Durante esos días, los paseos no cesaron.

Hicimos mis amigos y yo, un recorrido por el centro histórico de São Paulo, incluyendo, entre otras, la vista al Bovespa, la sede de la Bolsa de Valores de Brasil.







Igual un paseo por el mercado principal, del cual me sorprendió su limpieza y la forma de exhibirse los productos. También, un paseo por el Parque Natural de Ibirapuera, donde pude observar decenas de especies de aves.




Aunque muchas de ellas hay aquí en Yucatán, el verlas ahí también fue muy agradable.

Por la noche, en Sao Paulo, me invitaron a cenar al restaurante especializado en carnes, Fogo de Chao. Todo muy delicioso.




Al día siguiente, el paseo fue en el Parque Zoológico de Sao Paulo. Diría que es como el Animaya, pero cinco veces más grande, además de una muy tupida vegetación. Gran cantidad de especies de todo tipo. Incluyendo entre otros, osos, jirafas, elefantes, aves, leones, monos, etc.







Otro día, un paseo por las playas de Santos, el puerto más cercano a Sao Paulo, y el principal del país. Sus amplias playas de arena gris, animaban a darse un chapuzón, pero que al final de cuentas sólo fue un remojón de pies.







Aunque estaba pronosticado mal tiempo, la verdad estuvo muy agradable. Ahí también visitamos el histórico edificio de la Bolsa Oficial de Café. Era donde se reunían compradores y vendedores de café para cerrar sus operaciones. Ahí nos deleitamos con un exquisito café caliente.




Aprovecho esta oportunidad para nuevamente agradecer a mis amigos Silvana y Ernando, quienes en estos momentos están por concluir o terminando un viaje por África y Europa, el cálido recibimiento que me dieron durante mi breve estancia en su bello país, reiterando mi invitación a que visiten nuevamente México y más concretamente la Península de Yucatán.

El jueves 14 de marzo, tomé el vuelo de regreso a Mérida, luego de escalas en Lima, Perú, y Ciudad de México. Fueron casi 24 horas contínuas entre traslados, esperas en aeropuertos y vuelos.

Llego muy cansado, pero muy contento por todo lo hecho y vivido en este viaje. Son vivencias que estarán vigentes en mi memoria, el resto de mi vida. Ojalá y estas líneas le inspire a alguien más, a hacer un viaje que les haga cambiar la perspectiva de su vida. Y no tiene que ser a estas zonas remotas del planeta que en sí, llevan un riesgo, pero la recompensa y satisfacción es enorme. Puede ser a cualquier otro lado, pero que se salga de lo común y corriente que la mayoría de las personas hace.




Esta crónica, fue escrita día a día durante el viaje del 19 de febrero al 14 de marzo de 2013

Definitivamente esta crónica está muy lejos de ser un tratado literario. Pero la intención es que, cuando menos algún lector de esto, se motive a hacer algo similar, o mejor aún, superarlo.

Me gustaría leer sus opiniones. Escríbame a humberto@viajespolaresmx.com

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario